Jueves, 7 de abril de 2005

DENUNCIAN IRREGULARIDADES EN EL JUICIO
Un grupo de diputados. españoles visita en la.. cárcel a su compatriota condenado a muerte en Filipinas

VIRGINIA HEBRERO (EFE)

MANILA.- Un grupo de parlamentarios españoles ha visitado al joven hispano-filipino condenado a muerte en Filipinas, Francisco Larrañaga, en la cárcel de Manila en la que está recluido.

Los parlamentarios, que asisten en Manila a la 112 Asamblea de la Unión Interparlamentaria, permanecieron alrededor de una hora con Larrañaga, y tuvieron plena libertad para conversar con él.

"Hemos tenido plena libertad para hablar con él y ver de qué manera podemos ayudar, de qué manera difundir su caso", dijo el diputado Jordi Jané, de CiU. "Le hemos encontrado sereno, fuerte, y con entereza moral, convencido de que no es culpable", agregó.

Larrañaga, de 26 años, fue condenado en febrero de 2004 a la pena de muerte por el Tribunal Supremo, tras revisar una sentencia dictada en 1999 por un tribunal de Cebú (centro de Filipinas) en la que se le condenaba a cadena perpetua.

Condenado por secuestro,violación y asesinato
El español -hijo del pelotari español Manuel
Larrañaga y de la filipina Margarita González, nieta del presidente filipino Sergio Osmeña- y otros cinco jóvenes fueron condenados por el secuestro, violación y asesinato de dos hermanas filipinas ocurrido en 1997 en la ciudad de Cebú.

La delegación de parlamentarios que acudió a la prisión estaba integrada por Jané, la senadora socialista María Antonia Martínez, el senador del PNV Iñaki Anasagasti, el diputado popular Jorge Moragas, y el senador de Entesa Catalana de Progres Carles Bonet.

Simultáneamente, otro grupo de parlamentarios formado por los diputados socialistas Teresa Cunillera y Juan Moscoso, y el senador  popular  Clemente  Sanz,   se  reunieron  con el presidente del Senado filipino, Franklin Drilon, a quien mmmmm

entregaron un escrito en el que expresan la inquietud y preocupación de la delegación española por la situación de Larrañaga.

"Le pedimos, con todo el respeto a la Justicia filipina, que haga las gestiones con la judicatura para que se revise la sentencia (de Larrañaga), convencidos de que ha habido deficiencias en el proceso judicial", dijo el senador Sanz.

"El presidente del Senado filipino ha estado muy receptivo y ha dicho que hará las gestiones ante el Tribunal Supremo", agregó Sanz, quien se mostró convencido de que las iniciativas de los parlamentarios españoles "tendrán efectos positivos".

"El ha pedido justicia, no clemencia. Quiere que se oigan sus argumentos de que en el momento de los hechos estaba en Manila y no en Cebú", dijo Jordi Jané.

Irregularidades en el proceso
Carles Bonet subrayó que entre las irregularidades del juicio denunciadas por su familia y abogados está el que no se permitiera testificar a los testigos que aseguran que Larrañaga estaba en Manila cuando tuvo lugar el secuestro de las dos hermanas. "Le hemos pedido a la familia que organice a los testigos, que los movilicen", agregó.

Los parlamentarios, que llegaron a Manila con intención de interesarse por este caso, se entrevistaron el martes pasado con los padres del joven condenado para familiarizarse con el caso y expresarles su solidaridad.

La madre de Larrañaga, Margarita González, dijo que estaban muy agradecidos por el interés mostrado por los legisladores.

Paco, como es conocido el joven, está en el corredor de la muerte desde hace más de un año, cuando el Tribunal Supremo, al revisar su caso tras una apelación, elevó la sentencia de cadena perpetua a la pena capital.

No obstante, la presidenta filipina, Gloria Macapagal Arroyo, ha declarado una moratoria en la aplicación de la pena de muerte, a pesar de las presiones de algunos sectores, que le piden que la reactive para crímenes como secuestros o terrorismo.

Entre los testigos que situaban a Larrañaga en Manila y no en Cebú el día de autos se incluyen varios compañeros y profesores de la escuela "Centro de Arte Culinario" de Manila, donde el joven cursaba estudios.

A todo ello se une la misteriosa muerte del primer juez que le condenó, el hecho de que nunca apareció el cuerpo de una de las víctimas y que nunca se practicaron pruebas de ADN al único cadáver encontrado.

    NOTE:   THE ABOVE TEXT IS THE FAITHFUL REPRODUCTION OF THE ORIGINAL
                                    DOCUMENT REFORMATTED FOR  CLEARER APPRECIATION. 
                                               
                   HOME     INDEX    NEXT ISSUE