Jueves, 19 de Mayo de 2005 

                 
FILIPINAS-PENA MUERTE
Congreso declara habrá justicia para español.... condenado a muerte

El Congreso aprobó hoy por aclamación una declaración institucional en la que expresa su convencimiento de que en el caso del español condenado a muerte en Filipinas Francisco Larrañaga 'acabará imperando la ley y la justicia', y reafirma el convencimiento de diputados de todos los grupos de que es inocente.

La secretaria primera de la Mesa, María Jesús Sainz, mostró en nombre del Parlamento la 'preocupación' que existe por la situación de Larrañaga, cuyos familiares asistieron a este pleno después de registrar más de 100.000  firmas en la Cámara para exigir la revisión del caso del joven de 26 años, condenado por asesinato y violación de dos hermanas.

La declaración, 'desde el respeto sin paliativos a la justicia filipina', recuerda que todos los diputados de todos los grupos que visitaron a Larrañaga en el corredor de la muerte de la cárcel de Manila el pasado abril 'han reafirmado desde entonces su convencimiento de que es inocente'.

El Congreso recuerda el trabajo realizado para la revisión del caso del Parlamento Europeo, del presidente del Senado, Javier Rojo, diputados, senadores, y del Ministerio de Asuntos Exteriores en su nombre y en el del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, y les insta a continuar con este esfuerzo.

También expresa su 'condena sin paliativos' para la pena de muerte, y pide al Gobierno que siga trabajando para lograr su moratoria en todo el mundo.

Antes de la entrega de firmas y de la lectura de esta declaración, la tía de Larrañaga, Tatat Cardona, agradeció a los ciudadanos, a los políticos y a los medios de comunicación el apoyo que están recibiendo.

'Paco lo sabe y está muy animado, con muchas esperanzas, después de tantos años es la primera vez que él ve la luz', afirmó emocionada Cardona en nombre del joven, condenado junto a otros cinco hombres por el secuestro, violación y asesinato de dos hermanas filipinas en 1997.

Aseguró que Larrañaga, que siempre ha mantenido que es inocente, y que ni siquiera se encontraba en la ciudad en la que se cometieron los crímenes (Cebú) según 35 testigos de la escuela culinaria en la que estudiaba en Manila, 'sabe que no le vais a abandonar y que le vais a sacar de donde está'.

Hizo también hincapié en la importancia de las más de 1.000 cartas que le han llegado desde España al corredor de la muerte de la cárcel de la capital filipina en la que está recluido desde 1999: 'muchísimas gracias en nombre de Paco, le habéis escrito desde el corazón y es lo que él necesita', aseguró.

Hijo del pelotari español Manuel Larrañaga y de la filipina Margarita González, nieta del presidente  filipino Sergio Osmeña, Paco fue condenado a muerte en febrero de 2004 por el Tribunal Supremo, que revisó una sentencia dictada en 1999 por un tribunal de Cebú en la que se le condenaba a cadena perpetua. 

Acompañaba a los familiares del joven un grupo de diputados de PSOE, PP, IU-ICV, CiU, PNV y ERC en representación de los que se trasladaron a Filipinas para pedir a los presidentes de las cámaras de aquel país que intervengan para que se revise el caso del español, convencidos de que no tuvo un juicio justo y de que es inocente.

Por parte del PSOE, el diputado Juan Moscoso del Prado, subrayó que 'al final se va a imponer el estado de derecho y la justicia en el caso de Paco Larrañaga', y añadió que 'todos los grupos estamos en esto juntos y hasta el final'.

El portavoz de Exteriores del PP, Gustavo de Arístegui, dijo que debe ayudarse a los muchos  internos españoles que están en el extranjero para que cumplan condena en España, pero subrayó que en el caso de Larrañaga 'no se trata de un preso más, es un caso flagrante de injusticia y es evidente que se ha cometido un error judicial trágico'.

NOTE:   THE ABOVE TEXT IS THE FAITHFUL REPRODUCTION OF THE ORIGINAL
                              DOCUMENT REFORMATTED FOR  CLEARER APPRECIATION. 
                                         
               HOME      INDEX     NEXT ISSUE